KauraLabs · 04 · Estrategias de Comunicación

La importancia de desarrollar marcas congruentes con propósitos claros.



Invitamos a Elizabeth Delgado de Bungaloo Agency, una agencia consultora en branding y comunicación con sede en Miami e Ibiza.


En línea con los cambios que estamos viviendo en el sector del retail y la restauración, aparece cada vez con más fuerza la necesidad de construir una identidad de marca que nos conecte directamente con nuestro cliente. La estrategia comunicacional es el hilo conductor de las interacciones marca - cliente a través de los distintos medios y canales posibles, desde las redes sociales o nuestra forma de vestir hasta la experiencia en el entorno del local comercial - todo forma parte de la misma rueda.


El primer paso para diseñar una estrategia de comunicación congruente es definir el concepto de marca. Según Seth Godin, emprendedor, speaker y autor creador de uno de los blogs más populares y reconocido en el mundo del marketing:


"La marca es el cúmulo de memorias, historias, relaciones y expectativas que juntas, impactan las decisiones del consumidor por uno u otro producto o servicio."

En ese sentido, en Bungaloo entienden que las marcas consisten en percepciones de ellas mismas y por lo tanto, de lo que cada una de ellas proyecta, y de ahí la importancia de que lo que se perciba de la marca sea lo que realmente desea proyectar de forma intencional y fundamentalmente, que eso sea congruente con lo que es el negocio que está detrás.


¿Cómo crear una marca congruente y con propósitos claros?


En Bungaloo trabajan con una metodología muy amplia para crear una estrategia que sirve de apoyo en una linea de tiempo atemporal, pero ellos definen 3 pasos genéricos que pueden hacer la diferencia:


1. ¿Cuál es la creencia de la marca?

El primer paso y esencial para definir una marca con estrategia es establecer cuál es su sistema de creencias. Estas creencias de la marca son la base de todo el trabajo que se va a gestar en un futuro y definirá el norte del negocio.


Así como a las personas las definen creencias religiosas, sociales y culturales, las marcas también trabajan en el mismo esquema.


En Kaura entendemos nuestra creencia como el potencial que tiene el entorno comercial y la experiencia que se vive en ellos para impactar de forma contundente al consumidor final.


Esta visión define nuestra marca desde un punto de vista social, lo que en consecuencia supera los límites de la estética meramente como objetivo de negocio.


2. ¿Cuáles son los valores de la marca? O mejor dicho: ¿A qué valores quiere mi potencial cliente ser asociado?


Los valores deben ser aquellos que se lleven los clientes cuando vivan la experiencia de la marca y que no correspondan al código de ética del trabajo, sino a la percepción del consumidor final.


Los valores pueden ser la ventaja competitiva de la marca o la unión de varios factores que la haga diferente y que aporte un valor significativo al consumidor final.



En Kaura asociamos la comunicación a la experticie de más de 30 años en el sector retail y  la calidad del trabajo de Arquitectura y Diseño Experiencial como conductor de todas los proyectos en los que participamos, obteniendo como resultado un cliente seguro y convencido de alcanzar sus objetivos de negocio en el ámbito del retail y la restauración.


3. ¿Qué ofrece la marca a su cliente potencial?


Las marcas para tener impacto en el tiempo deben aportar como producto o servicio una solución a un problema o ausencia que experimente el target al que atienden, y que debe estar alineada en creencia y valores definidos previamente. Así y solo así, la marca será congruente y el propósito estará definido a largo plazo.

Es por esta razón que convencidos de la necesidad que tiene el consumidor final de vivir una experiencia memorable en los lugares donde más tiempo pasa, en Kaura ofrecemos la transformación y diseño de espacios basados en la filosofía de Arquitectura Experiencial, una forma de entender nuestro producto como un servicio global para atender las necesidades de nuestro cliente y del consumidor final.


Comprender estas 3 fases definen un camino muy importante en la estrategia de comunicación, y como consecuencia la percepción final de la marca. Nuestro trabajo, como arquitectos, es trabajar dentro de esa estrategia global de comunicación como una pieza más de la rueda para ayudar en la percepción de cliente de cualquier negocio que desee transcender en el tiempo.