Dinámicas Kaura · 01 Concepto de Negocio como punto de partida


mejorar la experiencia del local comercial
Dinamica Kaura · El concepto como base del negocio


Que tu negocio ofrezca momentos memorables y que el cliente se sienta sorprendido y cautivado en una visita es posible. Pero para eso, lo primero que hay que hacer es: Analizar.


Hemos creado una dinámica sencilla y estructurada en 5 ejercicios para que desde casa podáis analizar vosotros mismos la experiencia de vuestros negocios, identificar cómo mejorarla.


Los 5 ejercicios van a tratar de concepto de negocio y el viaje del consumidor. Se enumeran de esta forma:

01. Concepto como punto de partida. Producto, Tiempo y Personas.⁠ 02. ¿Qué es el viaje del consumidor? ¿Dónde empieza y donde acaba?⁠ 03. Visualizando el local desde el exterior. 04. Elementos claves del interior del cascarón. 05. ¿Comunicación e Identidad⁠? // En colaboración con Bungaloo Agency.


El concepto es la base de todo negocio. En la mayoría de los casos es algo que sólo se piensa al inicio de la vida del negocio y rara vez se vuelve a repensar o reflexionar sobre él. Empezando por la base, los libros nos hablan sobre la misión, visión y valores:


La misión habla de la actividad que vamos a realizar – por ejemplo “traer el concepto de sándwiches londinenses a Madrid”.


La visión habla del sueño, de lo que queremos ser a futuro – por ejemplo “convertir mi negocio en una franquicia nacional” o puede ser algo más pequeño también “consolidar mi negocio largo plazo para mi entorno local”


Los valores son las bases que van definir como desarrollar esa misión y visión – por ejemplo “compromiso con el medio ambiente y transparencia de la cadena de producto”.


Este ejercicio es útil, y os animo a que lo hagáis y reflexionéis sobre ello pero con un twist - enfócate en pensar de manera muy precisa en estos tres elementos que consideramos clave:


Producto

Hablemos del producto en profundidad. Piensa bien y a fondo qué producto ofreces a tus clientes. ¿Es un servicio o es algo material? ¿Son las dos? La respuesta en muchos casos debe ser las dos.


Piensa siempre más allá del mero producto – es decir t